Cubo de estimulación sensorial, ¿para qué sirve y qué beneficios tiene?

  • En el Colegio Zola Villafranca trabajamos la educación emocional desde la etapa infantil.

  • La estimulación sensorial en las primeras etapas de aprendizaje es clave para el desarrollo intelectual de los niños.

  • En 1-2 años contamos con el cubo multisensorial que fomenta el juego libre y activa sus sentidos.

Desde las primeras edades, nuestro pensamiento se va construyendo con la información que recogemos del exterior a través de nuestros sentidos. El objetivo de las actividades multisensoriales es conseguir que el alumnado pueda activar todos sus sentidos a través de recursos y elementos sensoriales que le permitan oír, ver, saborear, tocar, imaginar… y que su receptividad sea mayor.

El cubo multisensorial y su utilidad pedagógica

En el Colegio Zola Villafranca contamos con el cubo multisensorial para la etapa de 1-2 años. Se trata de un espacio que invita al juego libre, espontáneo, autónomo y compartido, permitiendo al niño explorar, manipular e investigar. De esta manera, se da rienda suelta a su imaginación. El alumnado se convierte en el protagonista de su propio aprendizaje significativo y simbólico y estimula sus cinco sentidos con nuevas sensaciones y experiencias.

¿En qué se basa esta metodología?

El cubo está inspirado en metodologías activas como la de Reggio Emilia en las que además de potenciar estímulos sensoriales, emocionales, intelectuales y sociales también se pretende crear un ambiente acogedor donde los alumnos se sientan cómodos a la hora de curiosear, investigar y experimentar.

Se usan una gran variedad de materiales naturales como el papel, la madera, hojas, cartón, etc y no naturales como la mesa de luz, pintura, instrumentos, muñecos, etc.

Durante el curso y en función de la época del año y del desarrollo del niño se va cambiando la temática de este pequeño atelier.

¿Qué propuestas se llevan a cabo en el cubo?

Se hacen diferentes propuestas ya sean estacionales, referentes al proyecto de la granja, o de algún material que se quiera presentar. También se realizan actividades con la mesa de luz o se crea un espacio donde relajarse.

El principal objetivo es que los niños disfruten a la vez que aprenden de manera lúdica y significativa y trabajen diferentes áreas de la etapa como el conocimiento de sí mismo y autonomía personal;  conocimiento del entorno y comunicación, representación y desarrollo lingüístico.